Nueva reforma concursal a la vista: El Gobierno prepara un Proyecto de ley de refinanciación para que las empresas conviertan deuda en capital y eviten su liquidación


3440e8740505bceebd6183d5ebb92e73-d3d57ni

reforma concursal

Nueva reforma de la Ley Concursal a la vista y van ya…..

Esta vez el pistoletazo de salida de esta nueva reforma en ciernes lo ha dado el Fondo Monetario Internacional que hace escasos 15 días instó al Gobierno a que aprobara una nueva normativa a fin de favorecer las refinanciaciones de deuda en las empresas viables.

El objetivo de la norma a aprobar denominada Ley de refinanciación) es según el Gobierno permitir a esas empresas con actividad y viabilidad a que capitalicen su deuda en acciones pasando sus acreedores a ser accionistas de la sociedad. Habrá que ver como se las ingenia el Gobierno para incentivar tal trasformación de la condición subjetiva de estos acreedores que además de haber tenido que soportar el impago de su crédito durante, seguro, un periodo de tiempo menos que razonable ahora se les pide, además, que renuncien al cobro de esa deuda y se conviertan en accionistas renunciando a la liquidez que el cobro de su crédito les generaría y con el consiguiente riesgo de, si la empresa, finalmente, es declarada en concurso, y se apertura la fase de liquidación, sean los últimos en cobrar vía cuota de liquidación. Y si deciden no capitalizar toda su deuda de postre su crédito sería subordinado ex art. 93.2.1º LC.

Esperemos que al legislador aproveche esta oportunidad para incentivar la inversión en compraventa de unidades productivas de empresas en concurso estableciendo claramente que la adquisición de las mismas en sede de un procedimiento concursal no constituye sucesión de empresa y, por tanto, el adquiriente no se subrogará en la deuda tributaria, laboral o de la seguridad social de la concursada. De esta manera se garantizaría que la unidad productiva viable siga con su actividad manteniendo la totalidad o buena parte de la masa de trabajadores. Es necesario dotar al sistema de una mínima seguridad jurídica que permita a los inversores interesados apostar por la continuidad de la actividad de esas empresas concursadas con unidades productivas viables.

Habrá que esperar a que se publique el proyecto de ley para ver si se cumplen las expectativas o, si por el contrario, se trata de un parche más a nuestra maltrecha Ley Concursal.

Dejar un comentario