PROCEDIMIENTO


1 El procedimiento se inicia con una solicitud que completamos por ti y presentamos en el Registro Mercantil, si eres empresario, o una notaría, si eres persona física que no realiza actividad empresarial.

2 Una vez el Registro Mercantil o la notaría ha examinado la solicitud, designará una persona (mediador concursal) que, después de aceptar el cargo, se dirigirá a tus acreedores para remitirles una propuesta para el pago de tus deudas acorde con tu capacidad económica.

3 Si los acreedores rechazan la propuesta de pago

Lo más frecuente (en un 95% de los casos) es que tus acreedores rechacen la propuesta de pago de tus deudas.

En este caso, para conseguir liberarte de tus deudas, deberás liquidar todos tus bienes en un procedimiento judicial (concurso de acreedores). Es posible, no obstante, que en este procedimiento no te veas obligado a perder todo tu patrimonio:

Si tienes una vivienda con una hipoteca cuyo importe pendiente sea igual o inferior a su valor. En esta situación, si lo deseas puedes seguir pagando la hipoteca sin perder tu casa.

Por el contrario, si el valor de la hipoteca es muy superior al de la vivienda, nosotros ofrecemos a la entidad financiera la entrega de la casa para cancelar la deuda.

Una vez liquidado tu patrimonio, se solicita al juez que te declare exonerado del pago de las deudas que no hayas podido pagar con tus bienes.

Es posible también que no sea necesario iniciar la fase previa del acuerdo extrajudicial de pago si la designación de mediador es rechazada por dos de estos, en cuyo caso, para obtener la liberación habría que acudir directamente al concurso de acreedores. La solicitud la presentaremos nosotros en tu nombre y nos personaremos en el procedimiento para seguir directamente el proceso.

4 Si los acreedores aceptan la propuesta de pago

En el 5% restante de los casos, los acreedores aceptan la propuesta de pago que les habrá remitido el mediador, redactada en función de tus necesidades y capacidad económica. Una vez cumplido el plan de pagos quedarás liberado de tus deudas.